Adrián Ramos y Oriol Segarra nacieron en Málaga en la década de los ochenta. En 2006 son nominados al gran premio del jurado en el  Notodofilmfest por el cortometraje “Poca personalidad” y son finalistas de la misma edición con“El náufrago”.

Sus trabajos han cosechado diversos premios tanto nacionales como internacionales, como el del Festival Internacional de Cortometrajes NyFilmfestival (Dinamarca) con su pieza “Duelistas» (2007),  el Premio a la mejor interpretación para Daniel Pérez Prada en la 8ª edición del  Notodofilmfest por «Ritmosis» (2011), también premiado en el XII Certamen de Cortos CMU Santa María de Europa y en la 12ª edición de Fantosfreak .

También han hecho varias incursiones en el mundo del videoclip con “Grabiel” (2016) para David Verge, “Lo niego todo”(2016) para Joaquín Sabina, premio al mejor videoclip en el Festival de Medina del Campo y “Amoralí” (2017) para Vicente Amigo, “Bahama mamma” (2018) para Club del río,  “Tropisálida” (2018) para Ballena y “Nada estaba hecho”  (2019) para Buenas noticias.